viernes, 30 de septiembre de 2016

Doble literario


 Punto de partida

Una vez que abrí el libro lo primero que observé en su interior fue la introducción, pasé con rapidez las hojas, ya que esta sección siempre la leo al finalizar cualquier libro, llegué hasta el primer capítulo y el primer personaje en aparecer era una chica de catorce años, además, se hallaba una ilustración de ella en el lado derecho de la segunda página. ¡Era igual a mí!, lo extraño de todo esto es que el libro fue escrito en 1860 y actualmente es el año 2016.

Surrealismo 1

Introduje mis ojos en cuadrados blancos repletos de garabatos, paseaban a toda velocidad, incluso me salté un obstáculo con el cual arreglaré cuentas a mí retorno, finalmente, llegué al bloque primero y fue exactamente en el cuadrado número dos donde vi una mancha con formas irregulares como si fuera mi alma gemela, pero nacidas en puntos opuestos del tiempo.

Surrealismo 2


Coloqué mis ojos en tierras pálidas llenas de dibujos, paseaban a toda velocidad, incluso me salté una impertinencia con la cual decidí lidiar al final de mi viaje ocular, finalmente, llegué al territorio llamado “uno” y en el pueblo denominado “dos” me encontré con una criatura que provenía del mismo molde del cual yo fui sacada, la única diferencia es nuestra ubicación en el tiempo y el espacio.

****

Los relatos de arriba forman de mi primera participación en el reto Variaciones (Categoría: Surrealista) creado por Denise del Blog Primera Naturaleza.  

jueves, 22 de septiembre de 2016

Primeros relatos

Rendición y despedida






Una vez que abres una puerta ya no hay marcha atrás. Como una sentencia de condena escribí la terrible frase en mi diario, es demasiado triste sacrificar lo que quiero por lo absurdo del deber, ya no tengo, pues, fuerzas, ni estrategias para eludir aquello de lo que vengo huyendo desde hace varios años. Por tal motivo, me agasajaré a mí misma, ya que esta será mi última noche de libertad.

Expuesta



Ayer pensé: Quiero huir”. Las voces de los presentes me herían, si bien sus conversaciones no eran sobre mí, la sola camaradería entre seres humanos me resulta aterradora, como si fueran a conspirar contra mí. “De nuevo abres tu lado paranoico” me dije a mi misma y mis deseos de escapar, se volvieron, pues, aún más intensos; no obstante estaba lejos de la salida, soy demasiado tímida para marcharme, entonces, alguien preguntó mi opinión, la condena de la exposición cayó sobre mí.


Trago amargo




¿Cómo algo que me ha hecho y aún me hace daño puede ser para mi propio bien? Esta es, pues, una de mis constantes interrogantes. Cada vez que atravieso por dicha experiencia duele demasiado, tanto que quiero evitar en la medida de lo posible refugiarme de un mejor modo. Abres tu interior y todo estará bien”, vaya mentira, nadie jamás te acepta cuando eres tú mismo, después de todo, el mundo está repleto de gente normal.


*****

Hola :) este es mi primera entrada y la he creado en base al Reto 5 líneas del mes de setiembre en el blog de Adella Brac .

Diario literario # 4 (Julio 2017)